Menú para móvil

Puente Dental Fijo de Porcelana

Dientes fijos de porcelana

Cuando faltan dientes la opción ideal es una prótesis fija del tipo puente dental fijo con dientes de porcelana. El resultado es una prótesis cómoda con una estética perfectamente natural, de rápida adaptación y que durará mucho tiempo en buenas condiciones. Vamos a ver cómo es un puente dental fijo.

Partes de un puente dental

Un puente tiene como mínimo dos pilares y un vano suspenso. Los pilares son los dientes de cada lado del espacio desdentado y el vano es un diente suspenso unido a los pilares, el cual tiene el nombre de póntico (ver figura).

puente dental fijo de 3 piezas
puente dental fijo de 3 piezas - sustitución de un solo diente + fotos y precios

Este conjunto que en el ejemplo de arriba está compuesto de tres elementos puede ser más complejo y envolver más pilares y pónticos. El revestimiento exterior es siempre de porcelana y el interior, no visible, de aleación metálica o materiales híbridos de cerámica.

La prótesis fija es el mejor tipo de prótesis que se puede colocar. Incomparablemente superior a la prótesis removible. Utilizando implantes dentales, incluso quien no tiene ningún diente de soporte puede colocar coronas o puentes dentales fijos.

Los puentes dentales forman parte de aquel tipo de prótesis denominada prótesis fija. La razón es que tal y como el término revela, está fija en el lugar no pudiendo ser retirada por la persona que la usa. Tiene una gran durabilidad, estabilidad de color y resistencia al desgaste.

Los dientes que son preparados para servir de pilares a un puente, son previamente desgastados (tallados - hay que rebajar cada diente) y eventualmente desvitalizados. La alternativa en el caso de la figura sería una corona fija en un implante dental.

Puentes dentales fijos de porcelana - precios

Un puente de 3 piezas, destinado a reponer un diente que falta, tiene un costo aproximado de 1.150 €. Con dos pilares y dos dientes suspendidos cuesta 1.500 €. Jamás considere un puente fijo metal acrílico, es algo del pasado.

Cuidados a tener con el puente fijo

La higiene dental es una condición esencial para la durabilidad de un puente. Deficiente condición bucal lleva a problemas gingivales, que en su estado más grave provocan la pérdida de los dientes pilares. Ésto ocurre derivado a la pérdida ósea provocada por enfermedades como la periodontitis.

Un puente dental fijo puede durar hasta 25 años. Cuando el dinero es el problema (vea precios), la alternativa es una prótesis removible fabricada de metal, acrílico y dientes de resina, conocida como esquelético dental. Se advierte que la dentadura parcial de acrílico (sin apoyos de metal) debe considerarse una solución temporal.